Saltar al contenido

Compatibilidad Leo y Capricornio

Compatibilidad entre Leo y Capricornio

Dentro de la compatibilidad de Leo y Capricornio, tenemos que poner de manifiesto que la misma es muy poco probable, pero…

De producirse, ésta puede llegar a dar muy buenos frutos y funcionar muy bien.

Y es que entre ambos signos parece que hay una combinación kármica que precisamente es magnifica sobre todo en las cuestiones relacionados con la familia.

En este sentido, si los dos dejan el orgullo a un lado y trabajan codo con codo…

La relación puede ser muy gratificante e incluso su compatibilidad puede empezar a ser buena.

En el caso de Leo, es un signo que se encuentra regido por el Sol, por lo que posee un sentido natural de dignidad y orgullo.

Éste siempre quiere dar una imagen de superioridad, pero aprecia los elevados estándares que posee la naturaleza conservadora sólida de Capricornio.

Por otro lado, la dignidad y el aspecto serio que Capricornio refleja…

Suele ser un motivo de peso para ganarse el respeto de Leo, y cuando alguien se gana el respeto de éste, lo tendrá fácilmente a su mano.   

Por ello, cuando Capricornio logra esto en Leo, en realidad lo que esta consiguiendo es una confianza recíproca entre ambos signos.

¿Cómo se llevan los signos Leo y Capricornio?

Leo suele ver el lado positivo de las cosas y puede animar a que Capricornio salir de esas tristeza tan propia de este signo.

Y, a cambio, la naturaleza práctica y realista de Capricornio será la solución de Leo en esos momentos en los que pierde su cabeza. 

Como Leo es un signo de fuego es emocional e impulsivo, y como Capricornio es controlado y práctico…

Los dos deberán aprender a tolerarse y respetarse en cuanto a sus diferencias.

En este sentido, Leo puede cansar a Capricornio con su entusiasmo desenfrenado.

Mientras que Capricornio puede asfixiar a Leo con sus ideas anticuadas y su humor pesimista.

Por lo tanto, finalmente podemos decir que el grado de compatibilidad entre Leo y Capricornio puede ser bastante alto siempre y cuando…

Ambos luchen por la relación y encaucen sus sentimientos hacia la consecución de un objetivo en común, es decir, un futuro juntos